La Casona de Lolo es un antiguo “Palacio de los Peláez” 

La Casona de Lolo es el antiguo “Palacio de los Peláez” o también llamado de Los Caunedo, que se remonta al siglo XVII, del cuál se conserva la estructura de la capilla, el escudo y el arco que da entrada a la actual taberna.

Pero la historia emocional de esta casa, comienza con la adquisición del palacio prácticamente en ruinas por la abuela Teresa y su marido Manuel “El Carmelo”, y la posterior donación a su hijo Manuel, que no es otro que “Lolo”, el alma y corazón de esta casa.

Tras varios años de esfuerzo y trabajo, Lolo, su mujer Josefa y sus hijos:Tere, Manolo y Floro, construyen una casa de labranza típica asturiana con su cuadra, pajar, y un precioso corral con panera, horno y la antigua capilla, además de una carpintería para complementar el duro trabajo de la ganadería.

En el año 2003, tras la ausencia de mi padre Lolo, pero siempre presente en nuestro pensamiento, Julio y Yo, comenzamos la andadura de este proyecto, rehabilitando la casa de labranza, con mucho mimo y cariño, no sin dificultades, para convertirla en nuestro modo de vida, basado en un concepto singular de la hostelería, no como un negocio donde se busca la máxima rentabilidad sino la hospitalidad que siempre caracterizó al mundo rural.

Con este resumen, queremos hacer un pequeño homenaje al hombre que fue: Lolo, un auténtico “paisano”, quién no necesitaba de su firma, bastaba con su palabra, honesto, que desarrolló su vida siempre con esfuerzo y trabajo, hombre concienzudo, de gran paciencia y gran convivir, un gran profesional en todos y cada uno de sus trabajos.

A ti papá.

fotofamiliar Manolo    palacio